miércoles, 14 de septiembre de 2016

Lady Midnight (The Dark Artifices #1) - Cassandra Clare

Título original: Lady Midnight
Autora: Cassandra Clare
Edición: Destino
Páginas: 681

No les voy a mentir. Extrañaba la forma de escribir, los personajes, las historias… todo lo que crea Cassie. Pero antes de ir a mi opinión y todos los feels que me generó este libro, les voy a escribir un breve resumen.

En este primer libro de la nueva trilogía del mundo de Cazadores de Sombras, nos encontramos con Emma Carstairs (imposible no acordarse de nuestro querido Jem, ¿no?) y la súper familia Blackthorn, o bueno, la mayoría de esta.
Se dice que Emma es la mejor Cazadora de Sombras de su época, como lo fue y es Jace Herondale. Y
no mienten. Es impulsiva, pero a la vez muy inteligente y valiente. Si tiene algo como objetivo, va y lo hace, no duda. Pero hay un temita que la tiene medio colgada, y desde hace tiempo: quién asesinó a sus padres. La Clave siempre le adjudicó esas muertes de Sebastian Morgenstern, y no piensa cambiar su forma de pensar. Lo dieron como un caso cerrado, aunque ellos hayan muerto de una forma bastante distinta que los demás.
Ambos, Emma y Julian, perdieron algunos familiares. Los Blackthorn perdieron a su madre gracias a una enfermedad, y su padre murió en la guerra oscura. Como se cuenta y explica en el último libro de la saga The Mortal Instruments (Ciudad de Fuego Celestial), las hadas ayudaron a Sebastian, y gracias a eso, ahora rige una ley que les prohíbe a todos -Cazadores de Sombras y Subterráneos- ayudar a las Seelies. Esta ley de Paz Fría, no les vino demasiado bien que digamos a los Blackthorn… Helen y Mark, los hermanos mayores, son mitad Cazadores de Sombras, mitad hadas, y por eso Helen es exiliada. Mark había sido secuestrado por la Cacería Salvaje y La Clave no los dejaba buscarlo.

Pasando a hablar un poco sobre los personajes, Emma y Julian son parabatai (y se los digo ahora, es imposible no amarlos). Viven en el Instituto de Los Ángeles junto con el clan Blackthorn: Arthur, el hermano de su padre, el que controla el Instituto, Ty y Livvy los gemelos, Dru y Tavvy; y Cristina Mendoza Rosales, una Cazadora del Instituto de México.

Julian, al pasar a ser el mayor de todos los hermanos que siguen juntos, quedó a cargo de toda su familia. Se convirtió en el padre. Y ese es uno de los varios temas que tiene él, no quiere que lo vean como una persona frágil, así que esconde casi todos sus sentimientos (por no decir todos). Se reprime a sí mismo.

Los hermanos Blackthorn tienen una variedad de personalidades muy interesantes, es imposible no sentirse identificado con alguno. Yo sería Ty, me la pasaría leyendo e investigando, y siendo un poco antisocial, jaja.

Como toda historia de Cassie, tiene varios conflictos amorosos y dramáticos, y una nueva cosa rara que aparece en cada nueva trilogía/saga. En esta, hay una especie de secta que hace nigromancia, cosa que está prohibida, y va matando mundanos y subterráneos a lo loco.

Algo que amé de este libro, es que juntó a todos: Los Orígenes y The Mortal Instruments. Están Clary, Jace, Magnus, se lo nombra a Alec (¡y se dice que está en Buenos Aires!), hay una cosa muy linda que pasa entre otros dos personajes que conocemos; Tessa y  Jem. Cassie, no se si le pifiaste en esto, pero no nombras a Will *crying*
Se siente un ambiente muy cálido y familiar… demasiados feels. Leer que aparece Jem y habla con Emma, Tessa y Jem juntos. ¡Iglesia! No nos olvidemos de él, el gato inmortal que ya se parece a Magnus porque aparece en todos lados.


Si leyeron la trilogía y la saga y se enamoraron de los personajes, se van a enamorar de esta historia también. Es muy tierna, tiene sus momentos de acción, tiene romance… La perfecta combinación.
Conclusión: LEANLO. (Y no me digan que la portada no los hace querer leerlo. ¡Es hermosa!)


Orden de la trilogía:
Lady Midnight (2016)
Lord of Shadows (2017)
The Queen of Air and Darkness (2019)