miércoles, 23 de marzo de 2016

Una Corte de Rosas y Espinas; Sarah J. Maas

Título original: A Court Of Thorns and Roses
Autora: Sarah J. Maas
Edición: Planeta
Páginas: 455

Hola, hola, ¿cómo andan? Ya volvieron la rutina de siempre y los espacios blancos en el blog… Por eso, estas últimas semanas me puse las pilas y estuve leyendo bastante. Hoy les dejo la reseña del primer libro que leo de Sarah J. Maas. Tengo pensamientos y sentimientos (?) muy contrariados, ya verán cuando les deje mi opinión. Vamos con el mini resumen de la historia:

First things first, es un re-telling de La Bella y La Bestia, así que ya se deberán imaginar cómo es la
historia, o bueno, cómo empieza.

Feyre es una cazadora, pero no porque quiera, sino porque lo necesita. Es el sustento de su familia. Su madre murió por una enfermedad, su padre después de eso no volvió a ser el mismo y sus dos hermanas: Elain y Nesta… bueno, ellas tienen sus cosas.

Al ser invierno, la cuestión de la comida se pone un poco difícil, por eso Feyre tiene que adentrarse en el bosque, en el sector “peligroso” donde habitaban criaturas raras y letales, para cazar. Ya cuando piensa que no va a encontrar nada y que van a morir todos de hambre, encuentra una cierva… la cual ya estaba en la mira de otro, un lobo. Este era un lobo más grande de lo normal, y parecía ser un inmortal. Es por eso que Feyre primero duda en matarlo, pero la desesperación es tal que finalmente decide hacerlo.


Los inmortales vendrían a ser los “enemigos” de los humanos. Ninguna de las dos razas quiere a la otra, solo por cuestiones de luchas pasadas. Estos viven en un mundo aparte. Hay un muro que los humanos ni los inmortales pueden pasar sin permiso de los altos faes.


Hay siete Cortes: Primavera, Verano, Otoño, Invierno, Amanecer, Día y Noche. Cada una está liderada por un alto fae, los cuales tiene más poder que todos los otros habitantes de sus propias Cortes. Gracias a esos poderes también pueden cambiar de forma.
Así es como Tamlin, el alto fae de la Corte Primavera, aparece en la choza de Feyre convertido en una bestia reclamando la vida inmortal que había sido tomada.

Según el Tratado que se había firmado, si un humano mataba a un inmortal tenía que pagar ese error con su propia vida. Pero había una segunda opción: ir a vivir con el alto fae de la Corte que hubiese sido el inmortal caído. So… ¿que opción creen que elige Feyre?

Ay, qué decir de este libro… Vamos de a poco:
Empezó bien, la típica historia de La Bella y La Bestia. No me disgustó, pero sentí que en un momento la historia y el relato se volvieron demasiado densos, no pasaba nada, era mucho de lo mismo: la bipolaridad e histeria de los dos personajes principales: “Te quiero”, y al rato “Ahora ya no, te odio”.

Aproximadamente, a partir de la página 300 la trama cambió, ya salimos del “te amo, te odio”. Ahora se va poniendo un poco más movida la cosa. Pero después de esas 100 páginas, empieza lo divertido, lo interesante. Ya no hay tanto secretos, y aparece en escena la Reina Amarantha, personaje que amé. Y no solo porque fuera la mala de la historia, sino porque cambió la trama, la hizo más divertida e hizo sufrir un poco a ambos personajes principales. Aunque yo también sufrí un poco, por Lucien y más al final por Rhysand.

Ahora hablemos de los personajes:
Feyre: no quiero decir que es una mal protagonista, pero llega un momento que ya tenés ganas de cachetearla un poco para que entre en razón y vea en la posición en la que está. Hace un estupidez atrás de la otra. Pero al final como que se redime un poco…
Tamlin: igual que Feyre, demasiado bipolar y cliché.
Lucien: lo amé, es el personaje sarcástico de la historia. Su historia con su familia es interesante, demuestra que el ser de la misma sangre no te hace tener que ser igual. Un plus, es colorado ❤️
Familia de Feyre: el padre no afecta mucho en la historia, pero no es una figura familiar muy fuerte. Elain es la hermana que no vive en la realidad, que vuela por ahí, sin querer ver lo dura que puede ser la vida. Es la protegida. Y Nesta… de la familia, es la que más me gustó. Tiene una personalidad fuerte, y varias razones para ser como es. Es fría, calculadora, y odia mayormente a todos. Pero como dije, tiene razones.
Amarantha: ya dije casi todo sobre ella, es la “villana” de la historia. Me recordó un poco a la Reina Levana de la saga Crónicas Lunares.
Rhysand: desde que apareció me cayó bien. Es el personaje que es medio hdp pero no podés odiar porque le sale todo bien. Aparte, tiene los ojos violetas y es de la Corte Noche… ¿qué más quieren? (?)

Conclusión, no me disgustó del todo, tiene sus cosas, pero creo que el final salvó al resto de la historia. Esperemos que no tarden tanto en traer la continuación.

PD: Amé la lista de las pronunciaciones que pusieron al final del libro:



Orden de la saga:
A Court of Thorns and Roses (2015)
A Court of Mist and Fury (2016)
-Untitled- (2017)